lunes, 6 de junio de 2011

RESCATE EN PARED

Curso de autorescate en pared 2011
Hay que seguir aprendiendo y para ello, nada mejor que los cursos organizados por la Bizkaiko Mendizale Federazioa. El fin de semana del 28-29 de mayo, junto con otros 7 compañeros estuvimos realizando prácticas de autorescate en pared. El curso para mí era necesario y por suerte me resulto muy interesante.

Y digo necesario porque vamos por la vida escalando sin preocuparnos de nada más que de escalar, ya sean paredes de deportiva de 30 m equipadas con parabolts de 12 o paredes sin equipar de 700 m, en roca o hielo, sin tener un conocimiento certero de qué hacer en caso de que nuestro compañero de cordada sufra un accidente. Ya le sacaremos como podamos, ya nos echará alguien una mano o vendrá el helicóptero a buscarnos. En realidad, en muchos sitios no existe esa posibilidad y sin tener unos conocimientos básicos de rescate, el problema puede ser de los gordos.

Técnicas de ascensión por cuerda fija.

En el curso aprendimos a hacer traspasos de carga, polipastos, rapelar con un herido o rescatar a un primero o a un segundo de cordada que ha sufrido un accidente. Son conocimientos básicos, pero con tener claras tres o cuatro maniobras y nudos y utilizar la cabeza para saber qué hacer en cada situación, nuestra autonomía en la pared gana enteros. 

Mucha cuerda...
Ya tuvimos que hacer un curso de rescate acelerado en la cascada de hielo L`Eau L`Eau en Izas. Conseguimos bajar al herido unos 200 m hasta que vino el helicóptero de la Guardia Civil y nos relevaron. En aquella ocasión conseguimos bajar a Andoni,  a la fuerza ahorcan, pero no aprendimos nada, ninguna técnica de rescate, de hecho lo hicimos todo mal. Lo único que me quedó claro es a lo que nos exponemos escalando y la sensación de bienestar que nos produce el poder controlar esa exposición al riesgo. Por si acaso, al día siguiente volvimos a escalar, eso sí, una vía mucho más fácil.



Rapel con herido


Espero no tener que utilizar lo aprendido en el curso de rescate nunca…
A escalar sea dicho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario