martes, 17 de enero de 2012

UNA LECCIÓN DE ALPINISMO.

Tengo alguna entrada de actividades pendiente de editar, pero esta me parece más importante y la doy prioridad.
El pasado 18 de diciembre publiqué una entrada titulada "INICIAMOS LAS INVERNALES".
En una parte del relato escribí:
 "Con gran y desagradable sorpresa nos encontramos que uno de los que ha pasado la noche en el refugio, se ha llevado uno de mis bastones, además de haber dejado su basura y los desperdicios de su cena tirados en la nieve de la zona donde cogíamos esta para hacer agua. Es sorprendente este comportamiento. La basura la incineramos en la estufa del refugio, y la nieve la tomamos e otro lado. El bastón lo tendré que comprar."

Varios días más tarde, aparecieron los siguientes comentarios :

    1. Muy buenas David y Vicente
      (os mando el comentario dividido para poderos decir todo lo que quiero)
      Me llamo Manuel y justo hoy, me ha dado un amigo este link de vuestro blog. Yo soy una de esas dos personas que estuvieron con vosotros en el refugio de Tucarroya, de modo que lo único que puedo decir es LO SIENTO. Como bien sabéis nosotros salimos más tarde del refugio que vosotros, y resulto que mi compañero (el cual tenía dos bastones idénticos al vuestro, misma marca y mismo modelo) se equivocó y metió por equivocación en su mochila sus dos bastones en uno de los laterales, y en el otro metió por error el vuestro. Como ya os contamos, nosotros íbamos a subir al Perdido y a bajarnos al parking de Pineta ese mismo día. Cuando nos dimos cuenta del error, ya estábamos al otro lado del refugio habiendo comenzado ya la ascensión. En ese momento se nos plantearon diferentes dudas en la cabeza, una de ellas fue la de volver al refugio, pero esta conllevaba, no realizar la ascensión al Perdido, otra era el regresar al refugio tras la ascensión, pero esto acarreaba el problema de realizar sin luz toda la parte de nieve de la bajada (ya se, que vosotros lo hicisteis sin luz, pero a nosotros nos daba bastante respeto), también influyo en nuestra decisión las condiciones de la nieve, que como bien sabéis, resultaba súper costoso el avanzar a cualquier lado, de modo que nos quedaba la opción de quedárnoslo aunque tampoco queríamos llevarnos nada que no fuera nuestro, por lo que al bajar del Perdido lo que hicimos (acordándonos de que nos dijisteis que teníais el coche en el Parking de Pineta) fue dejar el bastón en una roca a la vista al comienzo de la bajada del Balcón, aunque ya veo por lo que escribís, que otro menda se lo llevaría
    2. De modo que eso es lo que ocurrió y ha sido para mí una alegría el poder contactar con vosotros para contároslo, y que no penséis que somos unos ladronzuelos de montaña, que para nada fue intencionado, y para nada pienso que haya gente así por la montaña, aunque respeto que lo pensarais cuando os visteis sin el bastón, PERDON.
      En cuanto al tema de la basura y no es por justificarme, cuando nosotros llegamos había ya en el refugio una bolsa llena de botellas de plástico y papeles, nosotros nos llevamos por completo nuestra basura, de hecho, me preocupe yo personalmente de que al limpiar la mesa no callera ni si quiera una miga al suelo para no ensuciar. Por lo general siempre que voy a la montaña, me gusta dejar las cosas incluso mejor de lo que las he encontrado, y eso lo saben compañeros míos que me han visto ir recogiendo basura con una bolsa por los caminos.
    3. Si que he de reconocer y para eso no tengo escusa, que a la salida del refugio dejamos la nieve un tanto sucia, ya que al limpiar nuestra cacerola de los espaguetis con tomate, para poder hacer agua, tire en la nieve restos de tomate, luego procure taparlo un poco con nieve, pero sabía que no había sido suficiente y que deje la nieve un poco sucia, a pesar de que confiaba en que una nueva nevada (no muy tardía) limpiaría los restos. Pude ver ya cuando salisteis que este manchurrón en la nieve no os había hecho ninguna gracia de modo que en ese mismo momento me di cuenta de que lo que había realizado no había estado nada bien, por lo que ya he aprendido la lección para la próxima vez.
      También quería comentar, que a pesar que os realizamos una putada, con nuestro error, y que entiendo que es con eso con lo que uno se queda. El tiempo que estuvimos juntos en el refugio, creo que nos comportamos de una forma hospitalaria y de buena convivencia, ya que si recordáis nada más que llegasteis me desperté, y nos ofrecimos a recogeros las mesas que las teníamos invadidas, os ofrecí todo lo que había en las mesas, de nuestra comida , y os preguntamos por donde queríais dormir, para que estuvierais cómodos. Con esto, no quiero ponerme medallas, sino simplemente decir que nos somos unos cabrones, y que todo ha sido un error.
      Y por último y sin enrollarme más (que seguro que ya he sido muy pesado), reiterar mis más inmensas y sinceras disculpas y que si algo nos gustaría es poder reponer ese bastón de modo que os dejo mi meil por si me pudierais facilitar un número de cuenta, para abonaros el precio del bastón (---------@-----.com), es lo único que se me ocurre para suplirlo. Me alegro muchísimo de haberos podido localizar y me ha gustado mucho lo que habéis escrito sobre vuestra excursión.
      Un abrazo, y muchas disculpas
      Pablo y Manuel
Al leer el comentario conteste personalmente a Manuel :

Este fin de semana he estado con Koldo Zubimendi que es el administrador del Blog Erandio Zeruan y me ha comentado que tenia un comentario a la cronica de Tucarroya.
Me alegra y satisface de verdad, de que mi pérdida de un bastón sea un error y me devuelve a la tranquilidad de poder vivir en la confianza y camaredía con los demás por esas alturas.
Acepto tus disculpas y agradezco tu humildad en tu comentario, además de dar la cara en este incidente. Yo soy bastante despistado y si nos vemos es muy posible que no os reconozca, pero si me reconoceis alguna ves me alegrará saludaros y hacer unas risas sobre este incidente. ¡ESO SÍ!  ¡LAS CERVEZAS LAS PAGAS TÚ!.
El bastón ya está repuesto, así que el tema queda como está.; y no es malo perder un bastón por ganar un amigo.

UN ABRAZO : Vicente Bárcena.

Y su contestacion

Muy buenas Vicente,
La verdad que esperaba con ansia tu respuesta jejej, de modo que muchas gracias por responder.

Me alegra mucho el que hayáis comprendido que todo fue un error, y me alegra el que el próximo día que nos encontremos podamos saludarnos, charlar e incluso echarnos unas risas. Si nos vemos, me encantará tomarnos unas cervezas (invitando yo claro jejeje)
Un fuerte abrazo y muchas gracias


Manuel

El hecho de contestar desde la humildad, es una leccion de comportamiento en los tiempos que corren.
GRACIAS POR LA LECCION.

Vicente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario