martes, 18 de marzo de 2014

Ranero, ¿Qué he estado haciendo todo este tiempo?


Hace muchos meses ya (igual un par de años) que visitamos por primera vez esta pared. Después de escalar la vía Dent du Caiman, nos preguntamos ¿qué hemos estado haciendo todo este tiempo (sin venir a este paraíso)?
Y es que Ranero, ofrece una escalada de corte alpino que no nos dejó indiferentes. 

La pared.
La vía la elegimos por su dificultad moderada y por estar equipada en gran parte. Los muros que surca son de roca excelente y donde la autoprotección es difícil se encuentra parabolt. 
Os dejo el croquis encontrado en kapibloga que está genial.
Croquis del Kapi. Eskerrik asko!!

La placa del tercer largo. Espectacular.
Por cierto, le tenemos que agradecer esta vía a Kapi, Iñi y a Txefe, que la empezaron en 2002 y la terminaron en 2010.
El Pollo en una de las placas. 4º largo.

La entrada al 5º largo.
Nada más salir se encuentra un parabolt que protege el paso.

Las reuniones están equipadas de ahí la cara de tranquilidad, jeje.
El Pollo y yo lo pasamos genial y nada más terminar ya estábamos planteando la siguiente.
Se puede salir por arriba y bajar andando por una canal que lleva al parquing de la Cueva de Pozalagua o rapelar toda la vía. Nosotros hicimos los segundo, utilizando cuerdas de 60 m.

Siempre se tienen recuerdos especiales de las primeras veces y en el caso de esta pared y esta vía, la historia no cambia. La disfrutamos en todo momento. Para mi, es un vión.

Hasta la próxima, a escalar se ha dicho!





No hay comentarios:

Publicar un comentario